domingo, 18 de noviembre de 2012

                REFLEXIÓN

“La calidad del desarrollo organizacional no se produce jamás por obra del azar ni de la casualidad. Más bien, siempre es el resultado de un esfuerzo deliberado, compartido, continuo e inteligente”.



El éxito de una organización depende de su capital humano, del trabajo y esfuerzos continuos que estos aplican para su desarrollo y crecimiento a través de un verdadero equipo de trabajo, donde todos participen  de forma unida, organizada y planificada permitiendo la toma de decisiones asertivas y eficientes.
                       

AMARY SILVA
C.I: 18.309.332

CIDEC 7711

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada